Resecciones y toma de biopsia

La biopsia es una etapa importante en el diagnóstico de tumores óseos y partes blandas. No es un procedimiento sencillo. Las decisiones relacionadas con la indicación de una biopsia y la zona exacta que debe ser biopsiada puede ser la diferencia entre un diagnóstico eficaz o uno fallido.

Una biopsia consiste en retirar células o muestras de piel de la superficie del cuerpo. La muestra tomada de una biopsia se examina para brindar información a fin de diagnosticar o descartar ciertas enfermedades y trastornos.

Durante una biopsia por resección, extirpamos un bulto entero o toda la una zona de piel anormal.

El proceso de la biopsia debe planificar cuidadosamente, tanto como una cirugía definitiva. Cuenta con toda mi experiencia y el equipo técnico ideal para ayudarte a quitar esas lesiones que deben ser estudiadas.